domingo, 10 de mayo de 2015

La chica de Los Planetas, Holden Centeno

La música y el amor son los únicos elementos que pueden curar cualquier herida

Yo odiaba el café y ella lo tomaba a todas horas; ella era zurda y yo diestro; ella era la persona más especial que había conocido y yo solo un jodido gilipollas. Sin embargo, La chica de Los Planetas decidió enamorarse de mí. Y desenamorarse después, o no. Pero cuando se ha conocido la magia no es fácil volver a conformarse con una vida de asfalto y ascensores. Por eso decidí jugármela y demostrarle que nuestra historia no era una historia de amor común, que nuestra historia era Literatura. La chica de Los Planetas es un libro que recopila nuestros momentos, un relato de amor y música junto con otros muchos relatos que surgieron después y que, antes de este libro, fueron publicados en mi blog. 

También recoge una carta inédita del ya famoso Páez y otra de puño y letra de la chica de Los Planetas. «Desde que me dijo aquello, cada vez que he abrazado a una mujer lo he hecho de la misma forma que cuando abrazo una guitarra acústica y he descubierto música en el amor y amor en la música. Me tomé tan al pie de la letra su teoría que llegué a convertirme en una guitarra, a metamorfosearme en este instrumento como Kafka convirtió a su protagonista en un insecto. Me lo tomé tan al pie de la letra que soldé mi pecho de madera al pecho de una mujer perfecta de una forma tan intensa que llegué a joderlo todo y a quemarnos por dentro. Ahora solo quiero curar los trozos de esta guitarra rota en la que me he convertido, afinarme las cuerdas y volver a acariciar el alma y el cuerpo de aquella chica perfecta».

Mis pensamientos...
Tenía ganas de leer algo así escrito por un hombre. La perspectiva de un chico, respecto al amor, los sentimientos y demás. Pero desde un punto real e intimo, nada de cuentos de hadas, para eso ya tenemos a Disney. Aunque no voy a calificarlo como libro de amor ni de desamor, más bien lo clasificaría como libro del vivir.
Me parece una autentica estupidez, pero siempre me ha impresionado ver a los hombres llorar. Me siento impotente, y me hace sentir débil, me pongo nerviosa y no se que hacer. Y es algo que me parece muy machista, porque la misma pena e impotencia me debe dar ver llorar a un chico que a una chica, pero como que nosotras acostumbramos a exteriorizar más, cosa que a ellos les cuesta y te queda esa impresión de que si esta llorando es porque de verdad ya no da más. Cuando en realidad es un síntoma más del dolor, la frustración o la emoción. Bueno que me lío y vamos al tema que es el libro de Holden Centeno.
Los Planetas ya me tocó, porque es un grupo que he escuchado mucho en mi adolescencia, mi hermano lo ponía a toda pastilla entre otros muchos de esa época y me trae maravillosos recuerdos, ahí punto para el autor. Después la alegoría de su nombre a "El guardián entre el centeno" de Salinger. Ese libro me encantó, y eso que lo he leido ya con unos añitos, mal hecho según los expertos, porque ya no pillas ciertas cosas, pues debo tener aún "alma de cántaro" porque lo pille todo y me centré en el prisma de la edad del personaje y lo saboree palabra por palabra. Otro punto para el autor.
Una estupenda banda sonora y una narración sin ton ni son que me ha encantado. Al principio me costó seguirle el hilo.
Una historia de amor auténtica, sin "Happy End" bueno más bien sin "end" porque he entendido que esto sigue y quiero que siga, la verdad. "
Hoy, que ya no soy el centinela de su mirada, a veces sigo pensando que hubiera pasado si jamás hubiera recobrado la vista, si jamás hubiese vuelto a ver el color marrón de su mirada. Y siempre llego a la misma conclusión de que me hubiera vuelto aún más majareta por vivir junto a esos perfectos ojos de color niebla"
Me gusta como escribe este chico. De hecho lo sigo en su blog, de donde parece que ha salido la idea del libro. Cercano, certero y sin rodeos. Algunas expresiones burras, pero que coño si en realidad asi es como casi todos nos expresamos habitualmente.
Historias bien narradas, intimas y sacadas desde dentro sin florituras. Cabe destacar pensamiento del autor... "
En realidad era mentira, me moría de ganas de ser yo el afortunado de quedarme a vivir en su cabeza. Por aquel entonces ya habían pasado más de trescientos sesenta y cinco días desde que ella se había mudado a la mía"
Maravillosos relatos que nos regala en determinados capítulos del libro que va entremezclando con su historia de amor.
A destacar algunas frases...

"Siempre he pensado que regalar un libro es como regalar un disparo. El problema es cuando la bala, en vez de ir directa a su corazón, acaba en tu cabeza"

"Yo no quiero paz contigo, yo quiero hacerte la guerra hasta conquistar cada trozo de ti y colocar sobre tu pecho una bandera blanca"




Y por supuesto me despido como no puede ser de otra forma, regresando a mi adolescencia con Los Planetas y su "Señora de las alturas". Gracias Holden



No hay comentarios:

Publicar un comentario