jueves, 31 de julio de 2014

"La piel de Mica", Paloma Bravo

En lo personal, soy hija, hermana y amiga. Tengo un ex marido y varios ex novios. No tengo hijos.
Esta es la historia de Micaela, veinte años de su vida, de intentar trabajar y querer en un mundo que a veces no la quiere. Sus amores, sus jefes y, sobre todo, su ex. Una vida en la que se mezcla el amor y el trabajo, y en la que a veces todo falla al mismo tiempo.

Redactar el currículum cuando acabas de ser despedida, no tienes pareja estable y sólo hace seis días que murió tu madre exige un optimismo inalcanzable, por mucho sentido del humor que se tenga. En ello anda Micaela Salazar, Mica, 38 años, periodista, divorciada, sin hijos y... huérfana. Especializada en solucionar los problemas de los demás, e incapaz de resolver los propios, con buen criterio para elegir amigos y muy malo para los amantes, está empeñada en cambiar un mundo en el que no han dejado de mandar los de siempre.

Con ironía, ternura y un punto de desgarro, Mica hace auto crítica del pasado para evitar antiguos errores y poder estrenar alguno nuevo. En primera línea de revista, su ex, sus mejores amigos, sus hermanos, sus jefes y una colección de amantes propios e hijos ajenos. Y así, palabra a palabra, va dejándose la piel y enseñando sus ilusiones, sus deseos, sus contradicciones y su única certeza: que no va a rendirse.

Mis pensamientos...
Es una novela como la vida misma, dura, real, dulce a ratos, desgarrada otros muchos, de las que dejan huella. 

Mujer con edad complicada, ni joven alocada ni mayor asentada, está en ese punto entre lo que quiere y lo que debe hacer, en la eterna búsqueda de la felicidad, la que nos lleva a volvernos un poco egoístas y la aceptación de las consecuencias respecto a las decisiones tomadas, acertadas o no.
Como bien dice su presentación... La piel de Mica es la incisiva, honesta, divertida, emocionante y valiente disección de una mujer. Una mujer que, como todas, es un poco especial; que, como muchas, es inconformista; y que, como bastantes, es más frágil de lo que parece y más fuerte de lo que cree; sólo que ahora, en medio de la tormenta, no puede permitirse ni un gramo de debilidad: tiene que evitar rendirse para cambiar el mundo, para cambiar su mundo. Tiene, además, que atreverse a ser feliz.

jueves, 24 de julio de 2014

"La noche soñada", Maxim Huerta




-¡Mira como huye el miedica de mis besos de fresa!
En la víspera de San Juan de 1980, los habitantes de Calabella, en la Costa Brava, esperan a la mítica Ava Gardner, que va a inaugurar el cine de verano del pueblo. Todo el mundo está pendiente de la actriz, salvo Justo, el benjamín de la peculiar familia Brightman. En el día más mágico del año, el muchacho ha decidido que, en vez de pedir un deseo, va a hacer todo lo que esté en su mano por cambiar el destino de los suyos.
La noche soñada es una historia sobre la búsqueda de la felicidad.
De la mano de Màxim Huerta, el lector descubrirá que el viaje más arriesgado es el que se emprende hacia el amor, tantas veces doloroso e imposible, pero con el que nunca deberíamos dejar de soñar.

Mis pensamientos...
Me enamoré de este libro en cuanto leí la sinopsis. De el autor ya me gustó "Una tienda en París" y este lo ha superado. 

A destacar sobre todo, la relación de Justo con su madre y con una de sus
nueve tías, la Visi, la mayor de las hermanas, que me parece un personaje fundamental y mágico en la narración. Me quedo con incontables frases así como con los corazones de vaho, que parece que se borran pero no, ahí quedan volviendo a surgir para quien los quiera ver. Me quedo tambien con las notas de la madre de Justo, un detalle entrañable que yo comparto, siempre me ha gustado dejar notas sin ton ni son.

Os dejo uno de los muchos fragmentos que merecen destacar..."Basta con que uno recuerde la historia para que la historia exista. Basta con que el amor quiera ser amor para que sea real. Basta con que dos corazones lo sean para que llegue a su destino..."