miércoles, 31 de diciembre de 2014

Adiós 2014


Es el último día del año y toca hacer balance.
No quería terminar el año sin escribir algo en el blog, que ha sido uno de los proyectos que he sacado adelante este año, un sueño cumplido, va lento pero seguro, espero en este nuevo año dedicarle un poco más de tiempo y cuidar más los detalles.
Despedimos 2014, ha sido un año complicado pero no quiero quedarme con la impresión de que todo ha sido malo. La visión general, referido a la situación económica, moral y humana es bastante deprimente, por lo que no quiero quedarme con eso.
No me hace especial ilusión hacer estos balances porque tengo muy mala memoria o digamos mejor "memoria selectiva" y que ocurre con eso, que las cosas malas se me olvidan o se me duermen como suelo decir yo. Entonces como solo recuerdo lo que me gusta, siempre va a ser bueno y eso no es nada nada objetivo.
Respecto a lo demás, ha habido de todo, pérdidas, llantos, sonrisas, reencuentros, desavenencias, en fin todo lo que puede haber en 365 días bien vividos y bien aprovechados.
Digo bien aprovechados porque para mi un día pasado es un día vivido, a veces cunde más otras parece que ha pasado de puntillas, pero al fin siempre puedes sacar algo de provecho. Si, muchos dirán un día más viejo, yo lo veo como una experiencia más y la vida al fin y al cabo que es... un cúmulo de experiencias que serán buenas o malas según tu talante. Dicen que la belleza es un
estado de ánimo, así que hay que ser más positivo y seremos siempre bellos :-)
Ese es mi propósito de año nuevo: POSITIVIDAD. Bueno vale, perder algunos kilos también pero ese es mi propósito eterno, je je je.
En fin, que como me encuentro en ese estado de positividad, pese a que mi año 2014 ha sido muy muy raro, voy a quedarme con lo mejor, voy a atesorarlo y recordarlo para cuando arrecie lo malo sigamos en el refugio de lo bueno.
Así que al final de todo se nos va un buen año y vendrá otro aún mejor, cargado de proyectos, ilusiones y ganas.

Por cierto, que como la palabra del año ha sido "SELFI" os dejo uno mio...

¡FELIZ 2015!

 

"Para brillar no hay que apagar a los demás"


miércoles, 17 de diciembre de 2014

El valle del asombro, Amy Tan

“Nuestro mundo está lleno de promesas pasajeras y de artimañas.”
1912, Shanghái. Violeta es la hija adolescente de Lulú, una estadounidense propietaria de la mejor casa de cortesanas de la ciudad. Siempre a caballo entre dos mundos, y viendo cómo Lulú evita hablar del pasado, Violeta no acaba de encontrar su lugar, y está convencida de que su madre no la quiere. Pero antes de que puedan arreglar sus diferencias ambas serán víctimas de un engaño que las separará, llevando a Lulú de vuelta a San Francisco y convirtiendo a Violeta en cortesana. Años después, y como si el destino fuera una condena a la que no pueden escapar, Violeta sufrirá también los reveses de la suerte, y se dará cuenta de que su única oportunidad de encontrar la felicidad pasa por enfrentarse al pasado, compartir sus secretos y profundizar en la compleja relación entre madres e hijas.

Mis pensamientos...
Era una autora que tenia pendiente, no había leído nada aún, sabiendo de las buenas criticas que gozan sus obras, como "El club de la buena estrella" o "Un lugar llamado nada". No elegí el titulo, más bien me eligió a mi.
Ha resultado una lectura bastante agradable pese a su extensión y volumen.
En el libro la autora nos narra de forma magistral dos mundos y dos culturas juntas aunque no revueltas, la oriental; con sus tradiciones y costumbres ancestrales, que aún hoy prevalecen y la occidental, siempre innovadora y en constante evolución, un choque de culturas brutal, contado y vivido por mujeres. 

Ambientada entre finales del siglo XIX y principios del siglo XX, nos adentra en la vida de las cortesanas, la lucha de tres mujeres para encontrar su lugar, sus raíces y su felicidad.
Una dura descripción de como siendo cortesana no puedes esperar mucho más de los hombres... "Su amor duraba únicamente el tiempo que estaba a mi lado, y yo quería un amor profundo, uno que nos hiciera sentir a ambos que nunca podríamos conocernos lo suficiente y que siempre querríamos profundizar un poco más en nuestros corazones, nuestro pensamiento y nuestra manera de ver el mundo. Comprenderlo finalmente fue una victoria sobre mi misma".
Mujeres con poder, cultas, educadas y preparadas, pero siempre a la sombra de los hombres, sus familias y sus destinos.
Un acierto el personaje de Violeta, de la que destaco sus diatribas.. "Me convertí en una niña diferente, una niña perdida y sin madre. No era americana ni china. No era Violeta, ni Vivi, ni Zizi. Vivía en un lugar invisible fabricado con mi débil aliento, de donde nadie podía expulsarme, porque nadie lo veía".
Los escritores orientales se caracterizan por sus largas y tediosas, en ocasiones, descripciones de lugares, personas, momentos, pero Amy Tan nos presenta un Shangai dinámico, unas cortesanas, que pese a lo sórdido de su profesión, a las que confiere una belleza y un misterio inusual, tratado desde el respeto.
Me ha costado mucho entender la sumisión, que es costumbre en el mundo oriental, con la que aceptan los matrimonios impuestos, la separación de la familia... cuando se llevan a Flora, esa falta de batalla por parte de Violeta son cosas que se me escapan, esa aceptación de lo inaceptable, esa naturaleza dócil y pasiva.
En general es una deliciosa novela, lenguaje sutil con descripciones casi poéticas, que nos adentra en un desconocido (al menos para mi) y apasionante mundo. Lo difícil de las relaciones familiares, el amor, la pasión, la traición, narrado en un ambiente misterioso y exótico.
Inevitable las comparaciones con Memorias de una Geisha de Arthur Golden.
Regresare muy pronto a leer algo más de esta escritora.

Os dejo un poema de Perpetuo, uno de los personajes del libro:
Interminable fue el tiempo hasta que nos conocimos, pero más infinito aún desde que ella se fue.
Un viento se levanta por el este y hace volar un centenar de flores; los primaverales gusanos de seda tejen y tejen hasta la muerte.
En su espejo matutino, ella ve cambien el color de su mimbrada cabellera, y aun así se burla de gélida luz lunar de su canción nocturna.
Al final de la noche, lloran las velas bajo las mechas.
No está lejos, no está lejos su montaña encantada.
¡Aves azules, escuchadla con atención y traedme sus palabras!

sábado, 15 de noviembre de 2014

"Zapatos rojos para saltar los charcos", Nacho Montes

Candela suspiró. recordó a aquella niña no tan lejana que soñaba con los zapatos rojos de tacón de la boutique de don Romualdo, esos que un día la convertirían en la dueña de su vida. Eso le hizo sonreír y sentirse poderosa.
Esta novela es una historia de mujeres en guerra con la vida, de amistades cómplices, de almas comunes. Hay noches de confidencias con los amigos que hacen que el mundo parezca más amable y la vida menos difícil. Los secretos de la amistad siempre forman hilos difíciles de romper. Hay secretos que nos encadenan a personas que nunca imaginamos. Lugares que guardan para siempre el alma de quienes los habitaron. Esta novela es una caja de secretos. Secretos de muerte, secretos de amor, secretos que acabarán uniendo a sus protagonistas en torno a un árbol que solo florece en julio. Hay pequeñas cajas en la vida que guardan para siempre grandes historias. Y hay zapatos rojos que nos hacen saltar en los charcos disipando todas las tormentas

Mis pensamientos...
Sinceramente, me he debatido mucho entre leer este libro o dejarlo a la mitad, que fue cuando justo investigue a su autor.
El libro me ha parecido fascinante, desde el titulo ya intuía que era de esos que me atraparía. Leí una reseña de una de las compañeras de mi grupo de lectura y al par de días, por casualidad, cayó en mis manos. Con total avidez empecé a desgranar sus páginas.
¿Cómo este libro puede estar escrito por un hombre? me atrajo su sensibilidad y decidí averiguar de quien se trataba su autoría.
Ahí empezó mi debate ideológico. No sabia quien era su autor porque no veo ciertas cadenas de televisión y siento radicalidar pero me parecen basura y fomentan la incultura en sobremanera.
Al grano, que cuando estaba en el cuarto del libro y sumergidísima en la historia, pues me dí cuenta que el escritor era periodista, tertuliano asiduo de esta cadena, que había participado en algún reality que otro, etc... En fin, como que no me apetecía ya leer algo de este señor, pero realmente el libro me tenia súper enganchada y decidí continuar.
No sé si leeré algo más de él, no se ni siquiera para que me he molestado en investigar su vida, lo que haga con su vida me da igual. Me ha gustado su libro y no voy a entrar en más sentimentalismos.
Respecto al libro, me quedo con la determinación de Candela, con la elegancia de Orosia, con la sabiduría de Adela, con la preciosa relación que une a cada una de las mujeres de este libro. El gran lilo acogedor y conocedor de tanto secretos. La complicidad entre ellas, incluso algunas sin conocerse. 

Un punto en común, la viudedad y las distintas formas de enfrentarla. Con Matias y con Nando son dos símbolos de un antes y después del hombre.
Entre muchas de las notas que he ido tomando del libro, especialmente esta nota mental de Candela a su madre, Orosia: Que si qué marido tan guapo tienes, que cuando le voy a dar un nieto, que qué suerte tengo de tener un hombre así a mi lado. Pues siento decirte, mamá, que a Jacinto le gustan otras cosas más que yo, pero eres tan ingenua que no lo creería jamás. Ay, los hombre y sus secretos.
O esta, para Nando: En eso consiste la magia de la vida, Nando, en que cada persona es un mundo diferente, aunque nos unan espacios comunes. Unos somos grandes, otros pequeños, unos bondadosos, otros canallas.

Y esta otra de Candela a su amiga: Hay veces, querida - intervino Candela cuando la mesa volvió a estar recompuesta-, que no se puede dejar de amar, te hagan el daño que te hagan, te amen en la sombra o gritándolo al mundo, incluso te amen o no. El amor a menudo no tiene dos direcciones. Otras veces tiene tantas direcciones que es complicado ubicarlo. Pero sin él no sabemos vivir. Ese es el patrimonio más grande que tenemos.
Estaba claro que el amor era un estado complicado, pensó, en el que no saben navegar ni siquiera los que están enamorados.

domingo, 2 de noviembre de 2014

Yo soy Malala, Crhistina Lamb y Malala Yousafzai

"Tomemos nuestros libros y nuestros lápices -dije-. son nuestras armas más poderosas. Un niño, un maestro, un libro y un lápiz pueden cambiar el mundo".

Yo soy Malala, de Christina Lamb y Malala Yousafzai, es el excepcional relato de una familia desterrada por el terrorismo global, de la lucha por la educación de las niñas, de un padre que, él mismo propietario de una escuela, apoyó a su hija y la alentó a escribir y a ir al colegio, y de unos padres valientes que quieren a su hija por encima de todo en una sociedad que privilegia a los hijos varones. Yo soy Malala nos hace creer en el poder de la voz de una persona para cambiar el mundo. Malala Yousafzai se dio a conocer a los once años con un blog para el servicio en urdu de la BBC , en el que, bajo el seudónimo Gul Makai, escribía sobre la lucha de su familia por la educación de las niñas en su comunidad. Como reconocimiento a su valor y a su lucha, ha recibido numerosos premios: Premio Nacional de la Paz de Pakistán en 2011, Premio Infantil Internacional de la Paz en 2013, XXV Premi Internacional Catalunya 2013. Es la persona más joven en haber sido nominada para el Premio Nobel de la Paz. Malala sigue abogando por el acceso universal a la educación a través del Malala Fund, una organización sin ánimo de lucro que apuesta por programas de gestión comunitaria y que apoya a los defensores de la educación en todo el mundo. Christina Lamb ha sido corresponsal en Pakistán y Afganistán desde 1987. Educada en Oxford y en Harvard, es la autora de cinco libros y ha recibido numerosos premios internacionales de periodismo. Yo soy Malala está clasificado en la materia política internacional. «Yo no hablo por mí, sino por aquellos cuya voz no puede ser oída. Aquellos que han luchado por sus derechos. Su derecho a vivir en paz. Su derecho a ser tratados con dignidad. Su derecho a la igualdad de oportunidades. Su derecho a la educación.» Malala Yousafzai Cuando los talibanes tomaron el control del valle de Swat en Pakistán, una niña alzó su voz. Malala Yousafzai se negó a ser silenciada y luchó por su derecho a la educación. El martes 9 de octubre de 2012, con quince años de edad, estuvo a punto de pagar el gesto con su vida. Le dispararon en la cabeza a quemarropa mientras volvía a casa de la escuela en autobús, y pocos pensaron que fuera a sobrevivir. Sin embargo, la milagrosa recuperación de Malala la ha llevado en un extraordinario periplo desde un remoto valle en el norte de Pakistán hasta las Naciones Unidas en Nueva York. A los dieciséis años se ha convertido en un símbolo global de la protesta pacífica, y es la nominada más joven de la historia para el Premio Nobel de la Paz. «Los extremistas han demostrado qué es lo que más temen: a una niña con un libro.» Ban Ki-moon Secretario General de la ONU

Mis pensamientos... 

Iré poniendo fragmentos y frases del libro que me han parecido dignas de mención. 
Recién galardonada con el Premio Nobel de la Paz, Malala la persona más joven nominada a este premio lo ha conseguido. 
Sabía que iba a ser un libro complicado, duro e incomprensible. No entiendo esa cultura y esa discriminación contra la mujer, ningún Dios, bien se Alá, Jesús, Budha.... puede dictar este tipo de normas para una persona (no hago ya distinciones de sexo), son meras interpretaciones llevadas a extremos intolerables. Pensamiento de Malala, ante una frase que le decía su padre, "Malala será libre como un pájaro"... "Pero mientras veía a mis hermanos correr por la azotea haciendo volar su cometas con habilidad para ganar terreno al otro, yo me preguntaba qué grado de libertad podría tener una niña".
He de decir que me gusta de su cultura respecto a los valores, la humildad, el respeto, que quizá nosotros tenemos algo perdidos o distraidos. Después de las mil penurias que tuvieron que pasar desde la ocupación talibán, su padre compró un generador para instalarlo en la escuela y poder sacar agua fresca del pozo y darle a todo el vecindario. Se formaban colas de gente para llenar sus recipientes. Uno de los vecinos se asustó: "¿Qúe haces? -le dijo-. ¡Si los talibanes descubren que estás dando agua en Ramadán, nos pondrán una bomba!" Su padre replicó que la gente se moríria de sed o de las bombas.
Me llama poderosamente la atención el abismo cultural y generacional que existe entre ellos y nostros, imposible que estemos en el mismo siglo. Imposible que una niña afgana tenga que luchar contra todos (no es el caso de Malala) pero incluso contra sus familia para ir al colegio y que un niña europea deje los estudios (porque le dé la gana) a los 16 años (vamos que seamos nosotros los que luchemos porque ellas vayan al colegio). ...Entonces, el Mulá de la Radio dirigió sus atención a alas escuelas. Empezó hablando contra los directores de los centros de enseñanza y felicitando por su nombre a las niñas que habían dejado de estudiar: "La señorita X de la aldea Y ha dejado las clases en el quinto curso, la felicito". A las niñas que, como yo, seguíamos yendo al colegio, nos llamaba búfalos y ovejas. Mis amigas y yo no podíamos entender qué tenía de malo. "¿Por qué no quieren que las niñas vayamos a la escuela?", pregunté a mi padre. "Porqué tienen miedo del bolígrafo", respondió.
Como no puedo comprender otras muchas cosas, como la falta de libertad de expresión, la falta de justicia o la intolerancia respecto a la mujeres en tantos y tantos aspectos... Fragmento: Mi madre siempre me decía: "Tápate la cara, la gente te está mirando" Yo respondía: "No importa, yo también les miro a ellos", y ella se enfadaba.
Se escapa totalmente de mi razón.

Para terminar me quedo con un fragmento que hace referencia a su padre: Mi padre odiaba el hecho de que la mayoria de la gente se callara. Llevaba en su bolsillo un poema de Martín Niemöller, que vivió en la Alemania nazi:
Cuando los nazis vinieron a por los comunistas,
yo me callé, no era comunista.
Cuando encerraron a los socialdemócratas,
yo me callé, no era socialdemócrata.
Cuando vinieron a por los sindicalistas,
no protesté; no era sindicalista.
Cuando vinieron a por los judíos,
no protesté; no era judío.
Cuando vinieron a por mí,
no quedaba nadie para protestar.


NOTAS (Algunas de las notas que he tomado mientras leía el libro, os las dejo por aqui)

Yo estaba acostumbrada a ser la primera de la clase. Pero me di cuenta de que, incluso si ganas tres o cuatro veces no tienes garantizada la siguiente victoria sin más... y que a veces es mejor contar tu propia historia. Empecé a escribir mis propios discursos y a pronunciarlos de otra forma, desde el corazón, no desde una hoja de papel.
Palabras del abuelo paterno de Malala a su padre: "Hijo, que te conviertas en una estrella en el firmamento del saber"

"No tenemos otra opción, sólo podemos aprender el Corán con esos mulás -me dijo-. Pero limítate a aprender el sentido literal de las palabras, no sigas su interpretación ni su explicación. Aprende sólo lo que dice Dios. Sus palabras son mensajes divinos que tú eres libre de interpretar con independencia".

Después de uno de sus discursos, en una entrevista telefónica que habían preparado con Muslim Khan, representado a los talibanes (las respuestas fueron grabadas en diferido, él ni se personó). Malala le preguntó: "¿Cómo se atreven los talibanes a privarme de mi derecho básico a la educación?" No hubo respuesta. Su padre bromeaba "Ya de pequeñita hablaba como un político".
Pero ella nunca escuchaba sus entrevistas, sabía que eran pasos pequeños. Pensaba: "Nuestras palabras son como las flores de eucalipto que el viento llevaba en primavera"


Aunque nos gustaba ir al colegio, no nos habíamos dado cuenta de lo importante que era la educación hasta que los talibanes trataron de negárnosla. Ir al colegio, leer, hacer los deberes no era una forma de pasar el tiempo, era nuestro futuro.
Los talibanes podrían arrebatarnos los bolígrafos y los libros, pero no podrían impedir que nuestras mentes pensaran.


... Algunos periódicos reprodujeron extractos. La BBC incluso hizo una grabación con la voz de otra niña y empecé a ver que el bolígrafo y las palabras pueden ser mucho más poderosos que las ametralladoras, los tanques o los helicópteros.Estábamos aprendiendo a luchar. Y estábamos aprendiendo lo poderosos que somos cuando hablamos.

"La escuela secreta es nuestra protesta silenciosa"

domingo, 19 de octubre de 2014

La escuela de los ingredientes esenciales, Erica Bauermeister

Las vidas y los ingredientes se mezclan y se cocinan en esta escuela.

Una vez al mes, los lunes por la noche, ocho alumnos se reunen en el restaurante de Lillian para asistir a clase de cocina.
Entre ellos se encuentra Claire, una joven que trata de asimilar su nueva identidad como madre; Tom, un abogado cuya vida ha sufrido un grave revés debido a una pérdida; Antonia, una diseñadora de cocinas italiana que se está adaptando a la vida en Estados Unidos; y Carl y Helen, una pareja que lleva mucho tiempo casada y cuya unión contiene sorpresas de las que el resto de la clase jamás sospecharía.

Los estudiantes acuden para aprender el arte que se esconde tras los platos de Lillian, pero pronto resulta evidente que cada uno, inconscientemente, busca una receta para algo más allá de la cocina. Uno tras otro se transforman en los aromas, sabores y texturas de lo que crean. Con el paso del tiempo, los caminos de los alumnos se mezclan y se entrecruzan, y la esencia de la comida de Lillian se expande más allá del restaurante y se cuela en los rincones secretos de sus vidas, con resultados a menudo inesperados, y siempre deliciosos.

Mis pensamientos...
El libro mezcla dos de mis pasiones, la literatura y la gastronomía, como no leerlo. 

Tiene un final abierto, quedan muchas cosas en el tintero, como la vida de Lillian, o de Tom, supongo que habrá segunda parte.
Es una novela corta, intensa y fácil de leer, nos sumerge en la vida de los personajes y en la cocina entrecruzando ambos de forma dulce y certera. 

Lillian, nuestra protagonista, va desgranando sus recetas y mezclando sus ingredientes a la vez que nos presenta a los personajes. "Sabía que en un momento u otro en el transcurso de la clase los ojos de cada uno de ellos se abrirían como platos, rebosantes de alegría o de lágrimas o de resolución; siempre pasaba. El momento y el motivo serían diferentes para cada uno, y era precisamente eso lo que le fascinaba. No hay dos especias que funcionen igual".
Descripciones, "Los aromas que empezaban a despertar su olfato.... Algunos olores eran intensos, un repiqueteo olfativo de tacones sobre un piso de madera". Y otros que te transportan, a mi, a la infancia: "Lillian cogió la naranja, se la llevó a la nariz y aspiró. Olía a sol y a manos pringosas, a hojas verdes brillantes y a cielo azul despejado".
Si tenéis un ratito leed este libro que no dejará dormido ninguno de vuestros sentidos.

lunes, 13 de octubre de 2014

"La campana de cristal", Sylvia Plath

Mi heroína sería yo misma aunque disfrazada. Se llamaría Elaine. Elaine. Conté las letras con los dedos. Esther también tenía seis letras. Parecía un buen presagio.
Esther es una joven universitaria que recibe un premio consistente en vivir unos meses en New York y conocer los entresijos del mundo editorial (publicaciones de cuentos o libros, revistas de moda…).
En esos meses vive una vida regalada, con lujos y atenciones. Pero de entre esas primeras páginas surge Esther con su apabullante y tenaz vida interior. Su vida es una sucesión de tensiones morales, sociales, de imposiciones escritas y no escritas; de tabúes sexuales; de costumbres rurales en un mundo cambiante; de sueños incumplidos; de necesidades vitales apartadas; de anhelos desesperados; de miedo, de mucho miedo por la vida. Cuando acaba su estancia en New York y vuelve e su pueblo caerá sobre ella todo el peso de la realidad cierta o no.

Mis pensamientos...
Según la entrada del libro, es una especie de autobiografía de la autora, la cual se suicidó antes de los 30 años. Con cierta reminiscencia en tono a "El guardián entre el centeno" de J.D. Salinger, fue publicado bajo el seudónimo de Victoria Lucas, reflejando su propia personalidad y remarcando la angustia de su alter ego "Ester Greenwood". 

La novela está narrada en primera persona y en pasado, contando su historia de inadaptación a la sociedad y su enajenación. 
El papel de la mujer en aquella época, la doble moral respecto al sexo: "... los mejores hombres querían ser puros para sus esposas y, aún cuando no lo fueran, querían ser quienes instruyeran a sus esposas acerca del sexo... Yo no podía soportar la idea de que una mujer tuviera que tener una vida pura de soltera y de un hombre pudiera tener una doble vida, un pura y otra no" 
La alteración mental de la protagonista plasmado desde una mirada cínica pero realista, profundizando en su estado emocional y psicológico ..."Me vi a mi misma sentada en la bifurcación de ese árbol de higos, muriéndome de hambre sólo porque no podía decidir cual de los higos escoger. Quería todos y cada uno de ellos, pero elegir uno significaba perder el res, y mientras yo estaba allí sentada, incapaz de decidirme, los higos
empezaron a arrugarse y a tornarse negros y, uno por uno, cayeron al suelo, a mis pies".

Nos muestra la presión social a la que es sometida por ser mujer, su lucha por no ser la mujer que le instaban a ser, por entender que no quería ni matrimonio ni hijos, quería ser independiente... "El problema era que yo detestaba la idea de trabajar para los hombres de cualquier forma que fuera. Quería dictar mis propias emocionantes cartas.. "
Me ha parecido una pequeña joya, en su momento tuvo que ser bastante polémica ya que trata diversos temas tabús en aquella época, como la libertad sexual, los trastornos mentales, la homosexualidad. Es una novela dura, ver como va desarrollando la enfermedad, dificil a ratos por las cosas que piensa, con un fondo triste. 

Si quieres saber algo más de la autora

sábado, 4 de octubre de 2014

La poesía de Javier Salvago

El miércoles pasado asistí a un recital de poesía de la mano de Javier Salvago. 
He de reconocer que desde el instituto no había vuelto a acercarme a la poesía y ahora con Javier vuelvo a sentir el deseo de retomar este tipo de lecturas.

Respecto al autor...
Javier es un hombre de mediana edad, a simple vista parece de vuelta de todo, pero aún sigue iluminándosele la mirada ante cada pregunta. Sincero, directo y sin florituras me mantuvo pegada al asiento todo el repertorio sin despegar la vista del pequeño librito que se paseaba por sus manos.
Por lo que he leído de él nació en Paradas (Sevilla) allá por el 50, pertenece a un grupo denominado "poesía de la experiencia" (es un movimiento lírico desarrollado entre los 80 y los 90) y lleva más de 30 años como guionista de radio y televisión. Sus colaboraciones más destacadas entre otras las reflexiones de Jesús Quintero y guiones de radio de Iñaki Gabilondo. Otorgados varios premios, como Luis Cernuda, Premio Rey Juan Carlos I de poesía o el Premio de la crítica de poesía castellana. En su haber también cito (wikipedia) varios libros de poesía y prosa:

POESÍA

Canciones del amor amargo y otros poemas. Sevilla, Editorial Católica Española, 1977.
La destrucción o el humor. Sevilla, Suplementos de Calle del Aire, 1980.
En la perfecta edad. Sevilla, Ayuntamiento de Sevilla, 1982.
Variaciones y reincidencias. Madrid, Visor Libros, 1985.
Volverlo a intentar. Sevilla, Renacimiento, 1989.
Los mejores años. Sevilla, Renacimiento, 1991.
Ulises. Valencia, Pre-textos,1996.
Variaciones y reincidencias (Poesía 1977-1997). Sevilla, Renacimiento, 1997
La vida nos conoce. (Antología poética). Sevilla, Renacimiento,2011
Nada importa nada. Sevilla, La Isla de Siltolá, 2011
Una mala vida la tiene cualquiera, Sevilla, La isla de Siltolá, 2014

PROSA

Memorias de un antihéroe. Sevilla, Renacimiento, 2007
El purgatorio. Sevilla, Renacimiento, 2014
Cuentos del más acá, del más allá y el más adentro. Sevilla, Renacimiento, 2014




Respecto a su obra...
Nos adelantó varios poemas de su próxima obra "Una mala vida la tiene cualquiera" y 
el que os dejo a continuación, es un fragmento de "Variaciones y Reincidencias" (1985) que formó parte de la lectura que nos hizo.
 

La canción del olvido

El color de los ojos de aquel amor de niño.
El calor del primer beso, que no consigo
recordar, aunque sé que debió de haber sido
inolvidable. Tantos compañeros y amigos
de colegio o de farra, que un día fueron íntimos.
El latín. Tantos nombres de montañas y ríos.
Tantas duras lecciones. Tantos y tantos libros,
con pasión devorados, siempre abiertos, leídos
y olvidados, igual que olvidamos caminos,
propósitos, heridas, afectos y cariños,
paisajes y rostros que el tiempo ha diluido.
Cuando la vida pasa, son tantos los olvidos.

Merece la pena pararse a conocer un poco la obra de estos autores, realizan una aportación de un valor incalculable a nuestra cultura.

domingo, 21 de septiembre de 2014

"El cuaderno de Paula", Sara Ballarin


Que sea mejor la guerra contigo a la paz sin ti

¿Qué sucedería si tus deseos más íntimos cayeran en manos de un atractivo desconocido? Alocada, atolondrada, sexy e impulsiva, Paula es una decoradora que vive en Barcelona y que trata de
reponerse de sus heridas. Necesita recomponerse después de una difícil ruptura amorosa. Pero un despiste tonto -deja abandonado su cuaderno, un objeto en el que apunta ideas para un
proyecto editorial mezcladas con sus vivencias- cambiará su vida por completo y le hará volver a sentir el deseo y la atracción. Junto a sus inseparables amigos, Nero y Vera, Paula descubrirá
el amor, la pasión y los giros inesperados con los que te sorprende la vida.

Mis pensamientos...

Una historia alocada, sensual e hilarante, me he desternillado con Paula, con sus ideas, su espontaneidad, sus amigos.... me hacia falta una historia así para retomar hábitos y despejar la mente. Se lee rápido y es intenso.
El personaje de Paula me enamoró desde el principio, sé que hay mogollón de novelas ahora de chicas super chic, mandonas, con las ideas muy claras, que se enamoran y desenamoran, aman libremente, disfrutan del sexo, independientes, super activas, etc... pero Paulita es que es pura chispa. Sincera, extrovertida, loca, cándida, me siento muy identificada con ella.
Hacer mención a la banda sonora del libro, perfecta para la historia.
También destaco el papel de Betty, que aunque corto, es muy intenso y deja rastro en toda la novela. Reseño  un par de frases de Betty, sin desperdicio:
- Todos los sapos son a veces príncipes y todos los príncipes son a veces sapos. Mientras no quieras siempre lo uno o te conformes siempre con lo otro, irás bien.
- Mira, si tú encuentras a un hombre que te hace feliz, aunque haya momentos en los que le matarías, ese es tu príncipe azul. Quizá no sea apuesto, quizá no sea caballeroso ni educado, o quizá no te haga gemir tanto que te desmonte. (...) - Pero si te hace feliz y no te hace sentir una desgraciada a su lado, ese es tu príncipe azul.

Formidable la amistad entre Paula, Vera y Nero, verdadera, sincera y extremista, así como el trasfondo de una preciosa historia de amor con todo lo que ello conlleva.

sábado, 13 de septiembre de 2014

"La red de Caronte", Gemma Herrero Virto

¿Cómo consigue usted parecer el ser más frío de esta habitación si todos los demás están muertos?
Los cadáveres brutalmente mutilados de varias adolescentes aparecen abandonados en parajes apartados de Vizcaya. No hay pistas sobre el asesino, nadie sabe nada del misterioso asaltante y lo único que tienen en común todas las víctimas es que son jóvenes solitarias.
La investigación lleva a la joven forense Natalia Egaña y al inspector de homicidios Carlos Vega a descubrir que el asesino contacta con sus víctimas a través de Internet. Usando el sobrenombre de Caronte se acerca poco a poco a ellas, descubre sus secretos más íntimos y las enamora hasta conseguir una cita que será fatal para ellas.
Gemma Herrero Virto reúne en La red de Caronte elementos clásicos de la novela negra, como la investigación policial y la psicología criminal, con las más modernas técnicas de piratería informática en una obra en la que la tensión emocional aumenta con cada nueva aparición de Caronte.


Mis pensamientos...
Cuando empecé a leer el libro parecía que estaba en un capitulo del CSI, así me fui adentrando en los personajes, la trama y me ha enganchado. 

No suelo leer novela negra, pero me ha parecido muy interesante el punto desde el que ha tratado la autora este género.
Estupendas descripciones, muy completas respecto a la psicología, internet, los chats, hackers. Bien redactada y estructurada. Me ha parecido entrañable la relación que hay entre los personajes Natalia, Carlos y Gus, tan distintos entre si pero imprescindibles para la historia, aunque me hubiera encantado saber un poco más de ellos. El libro atrapa, la historia, los giros...
En general me ha parecido un libro estupendo, en particular, voy a leer más cosas de esta autora y por supuesto de este género. Gracias Gemma

jueves, 4 de septiembre de 2014

Microcuentos

Este post quiero dedicarlo a una serie de frases, tonterías y pequeñas ideas que me vienen a la cabeza.
La idea ha surgido a raíz de leer "La luz de Candela" de Mónica Carrillo (pronto reseña). Mónica al finalizar cada pasaje nos dejaba un #microcuento, como ella ha denominado el hashtag. 
Yo tenía escritas varias que por supuesto no las había denominado como microcuentos, las tenía como ideas, frases y tonterías... El caso que empecé a lanzarlas con ese hashtag y para que no estén por ahí dispersas la dejaré también aquí.



Que soy feliz lo sabes, que es por tenerte a mi lado, eso lo sé yo.

Mirando la luna llegó el amanecer así como tu amor.

Guarda en un cajón los besos que me has robado por si un día te los reclamo.

Solo un beso dijiste y me quedé atrapada.

Ese instante de felicidad al despertarnos enredados, piel con piel, respirándonos.

Encontrarte sin buscarte, perderme sin remedio

Que me busques y me encuentres, que te sueñe y tus besos me despierten 

Y con el paso de los días se desenredan las penas y lo que antes eran penas, ahora es arena que se escurre entre los dedos
 
Con susurros me despierto, es tu voz en mi recuerdo

Me asaltó el pensamiento, ¡niña, no te enamores! respondió el corazón... creo que vamos tarde 


Lancé mis besos al olvido y uno volvió contigo

jueves, 28 de agosto de 2014

Cuestión de actitud



A raíz de las palabras de Sandra Barneda en el programa “Hable con ellas” http://www.lavanguardia.com/television/personajes/20140826/54414022942/sandra-barneda-hable-con-ellas-armario-sexual.html respecto a las etiquetas de los gais, estoy totalmente de acuerdo con la opinión de Sandra. Estoy harta de etiquetas, la mía no es por ser gay, es por ser gorda, pero en definitiva es lo mismo. Entiendo, comparto y siento perfectamente la indignación que causa a cualquiera de los que tenemos alguna característica más visible, otra tendencia sexual, cualquier detalle que nos hace ser “diferentes” al resto, y que por ello inmediatamente seamos etiquetados y estereotipados.  Es muy lamentable marcar y clasificar a las personas.

Esto es diversidad y admitirlo es cuestión de actitud.

La incorporación de la modelo XL Candice Huffine al Calendario Pirelli http://www.glamour.es/moda/tendencias/articulos/la-revolucion-de-las-tallas/19479 ha creado tendencia ¡Ahora  estamos de moda!  Pero ¿esto qué es? ¿De verdad esta mujer es gorda? Yo la considero más bien una mujer normal. Me alegró mucho la noticia, puesto que es un paso de gigante que esta chica esté ahí, pero no me gustaría que se quedara en una moda. Esto tiene que ser un hecho, una realidad y algo habitual. Me entristece que sea noticia, como también me entristece que se forme un revuelo porque una chica publique una foto con su pareja, por el simple hecho de que sean del mismo sexo.

Para la tecnología estamos en el siglo XXI pero para el humanismo seguimos en el XIV. Basta de prejuicios, nos perdemos tantas cosas, tantas personas por conocer, tanto que aportar, que dar y recibir.

La diversidad de nuestra sociedad es la que nos enriquece, los colores, la cultura, la ideología, esta pluralidad es la clave. Sí, soy gorda, tú eres alta, él es gay, ellos son Down ¿y qué? aprendamos unos de otros. Las etiquetas no son para las personas, son para las cosas (identificar algo) nosotros ya estamos identificados con nuestro DNI o número de la seguridad social, esa es la única etiqueta admisible. El calificativo de gorda no tiene por qué ser despectivo, debería  interpretarse como una característica más de nuestra persona, como ser pelirroja, ser zurdo o ser alto. Ahí está el problema, la maldad, el utilizar gorda como calificativo despectivo. Pues yo soy morena, ojos marrones, 1.70 m y gorda, pero independientemente de todo soy persona, soy Elisabet.

Nunca he tenido grandes complejos, cuando he estado más acomplejada ha sido en la adolescencia, asumir los cambios, llegar a la madurez y hacer ver a los demás que soy como soy, que me acepten. Ya con el tiempo y la edad aprendes a discernir lo que escuchas de lo que oyes. Ha sido siempre mi actitud la que me ha llevado a levantar la cabeza, cerrar los puños y salir a pelear. Cuidando la salud, mejorando los aspectos que nos incomodan, no tienes por qué condicionar tu vida a una báscula, bastante condicionados estamos con el dinero, el trabajo, etc. Me refiero con esto,  que es cuestión de actitud, porque justamente  ese es el punto de inflexión, la actitud con la que te enfrentas a tus ¿limitaciones? Sí, estoy gorda. Pero ¿eso conlleva pérdida de autoestima? NO. ¿Eso conlleva perdida de capacidades? NO. Soy una persona totalmente capaz de todo, en ningún aspecto de la vida, ser gorda ha mermado mis habilidades para conseguir las metas propuestas. La actitud ha sido la que me ha llevado a querer superarme, no quiero hacer apología de la obesidad, simplemente quiero sentirme bien conmigo misma, respetarme y que me respeten como soy, persona. Soy Elisabet.

domingo, 10 de agosto de 2014

Conociendo a Zweig


"Carta de una desconocida" de Stefan Zweig.
Y cómo no habría de recordarlo, si fue entonces cuando el mundo empezó a existir para mí.

Sólo quiero hablar contigo, decírtelo todo por primera vez. Tendrías que conocer toda mi vida, que siempre fue la tuya aunque nunca lo supiste. Pero sólo tú conocerás mi secreto, cuando esté muerta y ya no tengas que darme una respuesta; cuando esto que ahora me sacude con escalofríos sea de verdad el final. En el caso de que siguiera viviendo, rompería esta carta y continuaría en silencio, igual que siempre. Si sostienes esta carta en tus manos, sabrás que una muerta te está explicando aquí su vida, una vida que fue siempre la tuya desde la primera hasta la última hora.

Mis pensamientos...
Zweig nos sumerge en un amor incondicional, una entrega ciega y una renuncia constante por parte de esta desconocida hacia su eterno amor. Nos cuenta la vida de un joven escritor, a través de los ojos de su abnegada amante.
Una de las formas más dramáticas de describir el amor, que contado así de forma tan íntima nos descubre a un autor excepcional.
Este libro pasa a ser una joya en mi librería


"Mendel el de los libros" de Stefan Zweig
Cuando uno tiene sechel (en judio el poder del intelecto) también tiene suerte
Narra la trágica historia de un excéntrico librero de viejo que pasa sus días sentado siempre a la misma mesa en uno de los muchos cafés de la ciudad de Viena. En 1915 Jackob Mendel es enviado  a un campo de concentración, acusado injustamente de colaborar con los enemigos del Imperio austrohúngaro. Breve y brillante relato sobre la exclusión en Europa en la primera mitad del siglo XX.

Mis pensamientos...
El asunto del holocausto judío me merece mucho respeto, tanto que por mucho que leo  sobre el tema no puedo opinar al respecto, me viene muy grande.
Pero en este maravilloso relato, dejando al margen temas políticos, se nos describe a un hombre (da igual su idiologia, religión, etc) que ama los libros, yo diria que hasta el punto de la locura.
Detalla en uno de sus framentos ... En su mundo superior de los libros no había guerras, ni malentendidos, tan sólo el eterno saber y querer saber aún más números y palabras, títulos y nombres.
Su inducida inocencia que le mantiene alejado del mundo, de las noticias, de su más cercano alrededor después se convertirá en su mayor enemigo, cuando regresa del campo de concentración ya no es el mismo, ya no mira igual, algo no funciona. ...Y lo que es aún peor, en el fantástico edificio de su memoria debía de haberse derrumbado algún pilar y toda la esctructura se había venido abajo, pues nuestro cerebro, ese mecanismo de conexión creado con la más sutil de las sustancias, ese fino instrumento de precisión mecánica acorde con nustro saber, es tan delicado que una venilla obstruida, un nervio afectado, una célula cansada, una molécula un poco desplazada bastan para hacer enmudecer la armonía más extraordinariamente completa, la armonía esférica de una mente.

jueves, 31 de julio de 2014

"La piel de Mica", Paloma Bravo

En lo personal, soy hija, hermana y amiga. Tengo un ex marido y varios ex novios. No tengo hijos.
Esta es la historia de Micaela, veinte años de su vida, de intentar trabajar y querer en un mundo que a veces no la quiere. Sus amores, sus jefes y, sobre todo, su ex. Una vida en la que se mezcla el amor y el trabajo, y en la que a veces todo falla al mismo tiempo.

Redactar el currículum cuando acabas de ser despedida, no tienes pareja estable y sólo hace seis días que murió tu madre exige un optimismo inalcanzable, por mucho sentido del humor que se tenga. En ello anda Micaela Salazar, Mica, 38 años, periodista, divorciada, sin hijos y... huérfana. Especializada en solucionar los problemas de los demás, e incapaz de resolver los propios, con buen criterio para elegir amigos y muy malo para los amantes, está empeñada en cambiar un mundo en el que no han dejado de mandar los de siempre.

Con ironía, ternura y un punto de desgarro, Mica hace auto crítica del pasado para evitar antiguos errores y poder estrenar alguno nuevo. En primera línea de revista, su ex, sus mejores amigos, sus hermanos, sus jefes y una colección de amantes propios e hijos ajenos. Y así, palabra a palabra, va dejándose la piel y enseñando sus ilusiones, sus deseos, sus contradicciones y su única certeza: que no va a rendirse.

Mis pensamientos...
Es una novela como la vida misma, dura, real, dulce a ratos, desgarrada otros muchos, de las que dejan huella. 

Mujer con edad complicada, ni joven alocada ni mayor asentada, está en ese punto entre lo que quiere y lo que debe hacer, en la eterna búsqueda de la felicidad, la que nos lleva a volvernos un poco egoístas y la aceptación de las consecuencias respecto a las decisiones tomadas, acertadas o no.
Como bien dice su presentación... La piel de Mica es la incisiva, honesta, divertida, emocionante y valiente disección de una mujer. Una mujer que, como todas, es un poco especial; que, como muchas, es inconformista; y que, como bastantes, es más frágil de lo que parece y más fuerte de lo que cree; sólo que ahora, en medio de la tormenta, no puede permitirse ni un gramo de debilidad: tiene que evitar rendirse para cambiar el mundo, para cambiar su mundo. Tiene, además, que atreverse a ser feliz.

jueves, 24 de julio de 2014

"La noche soñada", Maxim Huerta




-¡Mira como huye el miedica de mis besos de fresa!
En la víspera de San Juan de 1980, los habitantes de Calabella, en la Costa Brava, esperan a la mítica Ava Gardner, que va a inaugurar el cine de verano del pueblo. Todo el mundo está pendiente de la actriz, salvo Justo, el benjamín de la peculiar familia Brightman. En el día más mágico del año, el muchacho ha decidido que, en vez de pedir un deseo, va a hacer todo lo que esté en su mano por cambiar el destino de los suyos.
La noche soñada es una historia sobre la búsqueda de la felicidad.
De la mano de Màxim Huerta, el lector descubrirá que el viaje más arriesgado es el que se emprende hacia el amor, tantas veces doloroso e imposible, pero con el que nunca deberíamos dejar de soñar.

Mis pensamientos...
Me enamoré de este libro en cuanto leí la sinopsis. De el autor ya me gustó "Una tienda en París" y este lo ha superado. 

A destacar sobre todo, la relación de Justo con su madre y con una de sus
nueve tías, la Visi, la mayor de las hermanas, que me parece un personaje fundamental y mágico en la narración. Me quedo con incontables frases así como con los corazones de vaho, que parece que se borran pero no, ahí quedan volviendo a surgir para quien los quiera ver. Me quedo tambien con las notas de la madre de Justo, un detalle entrañable que yo comparto, siempre me ha gustado dejar notas sin ton ni son.

Os dejo uno de los muchos fragmentos que merecen destacar..."Basta con que uno recuerde la historia para que la historia exista. Basta con que el amor quiera ser amor para que sea real. Basta con que dos corazones lo sean para que llegue a su destino..."

domingo, 23 de febrero de 2014

Aquí estoy, después de años dándole vueltas por fin me he decidido a llevar un blog, ya me apetecía.
En principio había pensado enfocarlo al arte culinario, después a la cultura, luego a los libros (ya, vale los libros forman parte de la cultura...) pero finalmente he decidido que voy a poner un poco de todo. Habrá recetas de cocina, habrá noticias culturales y reseñas de libros, así como alguna que otra reflexión que me permitiré colgar. Sé que esta andadura será enriquecedora, así que nos vamos leyendo...